Señal y chat

"Bienvenidos a la primera web de fans de la WWE en Costa Rica: WWE-Costa Rica! "

sábado, 9 de septiembre de 2017

WWE elimina de su historia a su primera árbitro femenina

WWE elimina de su historia a su primera erbitro femenina 



Jessika Carr, conocida por los aficionados como Kennadi Brink en ROH y el circuito independiente, fue presentada el pasado lunes en la emisión del torneo Mae Young Classic como la primera árbitro femenina en la historia de la empresa, afirmación que no es cierta ya que Rita Chatterton fue la primera mujer en arbitrar en WWE durante los años 80.

Según informa Wrestlingnews.co, Chatterton forma parte de la lista de trabajadores que la empresa ha decidido “borrar” de su historia. En su caso, el motivo son las declaraciones que hizo públicas a principios de los 90 en el programa de televisión Now It Can Be Told, presentado por Geraldo Rivera, en las que aseguraba que Vince McMahon la había agredido sexualmente. Su intervención se emitió el 3 de abril de 1992, cuando WWE estaba atravesando un momento muy delicado debido a un escándalo relacionado con el uso de esteroides, y el matrimonio McMahon decidió contraatacar demandando a su antigua empleada y a todos los medios de comunicación que se hiciesen eco de su historia.

El proceso legal se inició en 1993 en el tribunal de Connecticut y Jerry McDevitt representó a la familia McMahon. Entre los acusados, figuraban Chatterton, Geraldo Rivera, David Schultz, el Tribune Entertainment Co. y The Investigative News Group. McDevitt pedía para sus clientes 50000 dólares como indemnización compensatoria y un millón de dólares de indemnización por daños punitivos, además del pago de los costes legales del proceso. Por su parte, el abogado de Chatterton solicitaba cinco millones de dólares como compensación por «haber arrebatado a su cliente el derecho a la libertad de expresión, reflejado en la Primera Enmienda de los Estados Unidos».

Según declaraciones de McDevitt, Chatterton, que fue despedida de la empresa en 1986, nunca denunció lo sucedido. Además, un portavoz de WWE aseguró que las acusaciones de la extrabajadora eran un «intento de chantaje de 5 millones de dólares».

No hay comentarios:

Publicar un comentario