Señal y chat

"Bienvenidos a la primera web de fans de la WWE en Costa Rica: WWE-Costa Rica! "

sábado, 28 de octubre de 2017

Sami Zayn: "Despedirme de El Generico fue muy triste"

Sami Zayn Despedirme de El Generico fue muy triste 



Sami Zayn acudió a Pod of Awesomeness, podcast conducido por Edge y Christian, en el que habló de su anterior personaje enmascarado, El Generico, y de lo difícil que fue decirle adiós:

«La verdad, cuando firmé con WWE, no sabía qué iba a pasar. Cuando vinieron a ojearme a las indies, creí que les había llamado la atención por mi manera de actuar en el ring y por mi personaje, y que querían que continuase en esa línea una vez dentro de la empresa,» declaró Zayn «pero no fue así. Un día, me dijeron que había llegado el momento de elegir un nuevo nombre para un nuevo personaje, de modo que empecé a hacer listas… listas de nombres para personajes enmascarados, y también listas para personajes sin máscara. Estaba perdido, no sabía cómo querían que lo enfocase, porque soy árabe, pero pelirrojo, y todo el mundo dice que parezco irlandés, aunque yo no lo creo, y no tenía ni idea de cuál de estos aspectos querrían “explotar”».

Sobre el tema de los nombres, Zayn reconoce que «cuando les entregué las listas, todo fue muy confuso para ellos, pues había un montón de nombres súper árabes mezclados con nombres irlandeses y nombres para personajes enmascarados, y no sabían donde encajarme. Al final todo salió bien, aunque debo reconocer que el día en que me dijeron “vamos a dejar atrás tu personaje enmascarado” se me partió el corazón, fue muchísimo más duro de lo que esperaba. ¿Saben? Puede sonar raro, pero ese personaje era como mi hijo, era mi creación, y debía despedirme de él. Jamás pensé que me resultaría tan difícil, la verdad».

Zayn también explicó cómo fue el día en que, definitivamente, se despidió de su buen amigo El Genérico: «No sé si alguna vez ese video ha visto o verá la luz, pero grabé una promo en FCW, cuando teníamos días de promo con Dusty Rhodes una vez a la semana, en la que me despedía del personaje, y la verdad es que me afectó muchísimo. La anécdota de la situación es que, en esa época, yo vivía muy cerca del lugar donde entrenábamos, e iba en bicicleta de casa al gimnasio y viceversa. El día de "la despedida”, estaba tan triste que volvía a casa, montado en mi bicicleta, sollozando… todos los conductores que se cruzaron conmigo vieron a este hombre de 30 años pedaleando mientras lloraba como un niño pequeño».

No hay comentarios:

Publicar un comentario